Un emprendimiento es un proceso innovador que involucra múltiples actividades para proporcionar soluciones a los problemas de las personas. Pero cada negocio debe enfocarse en una actividad específica. Y solucionar una necesidad particular. Por esta razón es que existen los tipos de emprendimiento.

 

Emprendimiento escalable

Los emprendimientos escalables son los que comienzan pequeñas, pero que tienen una gran proyección de crecimiento a corto y mediano plazo. Se trata de empresas con modelos de negocios repetibles y escalables desde el principio. Estos negocios tienen la ventaja de que pueden atraer el interés de los inversionistas de capital de riesgo.

Rappi es un ejemplo palpable de este tipo de emprendimiento. Hasta el año 2018, había recibido casi 500 millones de dólares de fondos de inversión. Recientemente recibió una inversión de capital de 1,000 millones de dólares del grupo japonés SoftBank. Gracias a estas inyecciones de capital, Rappi ha podido escalar su modelo de negocio en cada país en el que opera.

 

Emprendimiento social

Este es el tipo de emprendimiento que no tiene como prioridad hacerse de una cuota de mercado. Su objetivo es resolver un problema de la sociedad. La prioridad es cumplir con objetivos éticos, sociales y medioambientales. En otras palabras, el emprendimiento social tiene un mercado asegurado y comprometido.

 

Negocio innovador

Se trata de productos y servicios que surgen de un proceso de investigación y desarrollo, cuyo resultado es la innovación. Este emprendimiento cuenta con una ventaja competitiva sobre el resto. Esto es así porque garantiza la solución de un problema puntual de su nicho de mercado. Este genera y fomenta la creatividad e innovación dentro de las empresas.

 

Emprendimiento público

Es el tipo de emprendimiento que ejecutan los gobiernos a través de sus agencias de desarrollo. Su objetivo es satisfacer una necesidad social o de innovar en materia de regulación legal, impositiva o de desarrollo. También se incluyen en esta categoría las innovaciones en las prestaciones de servicios públicos.

En ocasiones se confunde con emprendimiento social, que puede ser por iniciativa pública o privada. Pero el emprendimiento público es exclusivo del gobierno.

 

Emprendimiento administrativo

El objetivo es aumentar la eficacia general de la organización para lograr que sea más competitiva. Se trata de la mejora de técnicas y funciones administrativas. La gestión de la calidad total, el rediseño del trabajo o la gestión participativa son algunos ejemplos de emprendimiento administrativo.

Muchas empresas motivan a su personal a emprender para innovar en estas mejoras. Pero también pueden contratar una empresa externa.

 

Sea cual sea tu emprendimiento que quieras comenzar o que ya tengas en ZenIT te podemos ayudar en tu proceso de emprender, conoce nuestros lugares de trabajo que se adaptan a tu presupuesto en la ciudad de Querétaro, conócenos y contáctanos para conocer más: contacto@zen-it.com.mx